En todos los continentes, los gigantes de la minería tratan de ocultar secretos sucios

En todos los continentes, los periodistas han tenido dificultades para investigar cuestiones medioambientales. Desde 2009, al menos 13 periodistas han sido asesinados trabajando en reportajes relacionados con el medio ambiente, según el Comité para la Protección de los Periodistas. El CPJ todavía está investigando 16 muertes sospechosas adicionales, por lo que esta cifra puede llegar hasta 29 casos. Otros periodistas se vieron obligados a cerrar sus periódicos. Muchos, constantemente amenazados, simplemente ya no pueden trabajar, porque se han visto obligados a esconderse o no pueden encontrar medios de comunicación dispuestos a arriesgarse en publicar sus historias.

Un tema es particularmente peligroso: la documentación de los daños ambientales causados por la industria minera. Green Blood es un proyecto diseñado para terminar el trabajo iniciado por algunos de estos periodistas por el peligro inherente de arrojar luz sobre una de las industrias más oscuras y destructivas en el mundo.

A través de esta colaboración única con 40 periodistas, investigamos a las multinacionales mineras. Indagamos acerca de una mina de níquel en Guatemala, una mina de oro en Tanzania y una mina de arena en la India.

Durante ocho meses, recogimos documentos, testimonios y muestras científicas que revelaron numerosos daños medioambientales y violaciones de los derechos humanos. Como consorcio, compartimos nuestras habilidades y conocimientos para rastrear múltiples cadenas de suministro, desde las minas hasta los productos finales que consumen las personas en todo el mundo.

Al publicar el proyecto Green Blood todos juntos y al mismo tiempo en 25 países, una vez más estamos enviando una poderosa señal a los enemigos de la prensa libre: “Detuviste al mensajero, pero no detendrás el mensaje”.

Green Blood

En todos los continentes, los periodistas han tenido dificultades para investigar cuestiones medioambientales. Desde 2009, al menos 13 periodistas han sido asesinados trabajando en reportajes relacionados con el medio ambiente, según el Comité para la Protección de los Periodistas.

La serie “Green Bold” ha retomado las investigaciones de tres reporteros a quienes se les impidió informar sobre los posibles daños medioambientales y los abusos cometidos por las compañías mineras.

Read

Forbidden Stories Team

Director y editor del proyecto : Laurent Richard

Coordinator del proyecto : Jules Giraudat

Periodisatas: Arthur Bouvart, Marion Guégan, Cécile Schilis-Gallego

Investigadoras: Paloma Dupont de Dinechin, Audrey Travère

Editora (artículos de Forbidden Stories): Martha M. Hamilton

Video trailer:
Director: Alexis Marant
Editor de video: Matthieu Lère
Grafistas: Ludovic Gaillard, Mathieu Faure

Investigadores Open Source: Bart Libaut, Youri van der Weide

Producción: Aurelien Baslé, Camille Gruson, Daphné Haussely, Constance Juilliard

Creación visual del proyecto: Paul-Emile Raymond y Adrien Mancel para Wunderman Thompson